martes, 26 de marzo de 2019

Preservativo y papiloma virus humano


En un artículo publicado en el New England Journal of Medicine del 22 de Junio de 2006, miembros de los departamentos de Epidemiología, Bioestadística y Patología de la Universidad de Washington, en Seattle, se proponen evaluar si el uso de preservativo por el hombre reduce el riesgo de transmisión varón/hembra de la infección por el papiloma virus humano.

Los autores han seguido a 82 mujeres jóvenes (edad media 19,3 años) estudiantes universitarias, que informaron de su primera copulación con un compañero varón durante el periodo de estudio o dentro de dos semanas antes de su reclutamiento como participante.

Muestras del cuello uterino y de la región vulvovaginal fueron extraídas para la detección del ADN del papilomavirus humano (HPV) y para el test de Papanicolau en exámenes ginecológicos realizados cada 4 meses. Cada 2 semanas, las jóvenes, que utilizan diarios electrónicos, recogían la información acerca de su conducta sexual diaria. La media del periodo de seguimiento fue de 34 meses.

Los resultados fueron los siguientes:

La incidencia de infección genital por HPV fue del 37,8% para 100 pacientes/años entre las mujeres cuya pareja masculina utilizaba preservativo durante todos los actos sexuales (durante los 8 meses previos a la realización de los tests para detectar el HPV) comparada con el 89,3% por 100 pacientes/años en las mujeres cuyas parejas utilizaron el preservativo menos del 5% del tiempo. Una asociación similar fue observada cuando el análisis se limitó a los tipos de riesgo elevado y de bajo riesgo del HPV y a los tipos 6, 11,16 y 18 del HPV.

En las mujeres que informaban que su pareja utilizaba el preservativo al 100%, no se observaron lesiones intraepiteliales en el epitelio escamoso del cuello uterino en 32 pacientes/años, mientras que 14 lesiones fueron detectadas en 97 pacientes/años entre las mujeres cuyas parejas no utilizaban preservativo, o lo hacía de manera muy irregular.

La conclusión de los autores es que en las mujeres jóvenes sexualmente activas el uso consistente del preservativo por sus parejas reduce el riesgo de infección cervical y vulvovaginal por el papiloma virus humano.

La asociación entre la frecuencia del uso del preservativo por la pareja y el riesgo de infección por HPV en la mujer es una asociación fuerte y se incrementa con el incremento de la frecuencia en el uso del preservativo, sugiriendo un efecto causal y protector.

Dado que el HPV es transmisible a través de contacto sexual sin penetración tanto con pareja masculina como femenina, y que ocurre con alguna frecuencia el uso incorrecto del preservativo, no sorprende que algunas infecciones ocurran en mujeres que informan del uso consistente del preservativo.