domingo, 10 de marzo de 2019

Que Es El Trastorno Bipolar


"Trastorno bipolar" es la expresión más utilizada en la actualidad para una enfermedad psiquiátrica clásicamente conocida como psicosis maniacodepresiva. Esta forma de psicosis (genéricamente una psicosis es un trastorno mental de causa orgánica en el cual se hace patente una desorganización profunda de la personalidad, con alteraciones del juicio crítico y de su relación con la realidad, ideas delirantes y alucinaciones) consta de dos componentes que se alternan sucesivamente en su larga evolución: la manía y la depresión.

La calificación de bipolar hace referencia al hecho de que la enfermedad se mueve entre dos polos contrapuestos: la manía y la depresión.

La manía es un síndrome psicótico caracterizado por excitación psicomotora, euforia patológica, hiperactividad e ideas de grandeza y omnipotencia. La hipomanía es una manía moderada en su intensidad.

La depresión es un estado emocional caracterizado por alteraciones del humor, tristeza, autoestima disminuida, inhibición, cansancio e insomnio. Cuando se convierte en melancolía se trata ya de una verdadera psicosis en la que la depresión es profunda, con dolor moral, torpeza mental, autodesprecio y autocondenación, con tendencia al suicidio. Se distinguen dos tipos de trastorno bipolar:

  1. Bipolar I, caracterizado por uno o más episodios maníacos o mixtos (definidos éstos como un periodo que dura al menos una semana durante el cual aparecen criterios diagnósticos para caracterizarlos como maníaco y depresivo), generalmente acompañados de uno o más episodios depresivos intensos;
  2. Bipolar II, caracterizado por uno o más episodios de depresión intensa y al menos un episodio hipomaníaco.


La prevalencia del trastorno bipolar se estima entre 1,3 y 1,6%, con una afectación similar en los dos sexos, salvo en una forma cíclica de muy rápida evolución de uno a otro polo (de la manía a la depresión y viceversa) que es más frecuente en las mujeres.

Entre el 10% y el 20% de los afectados por este trastorno bipolar se quita la vida mediante el suicidio, mientras que casi un tercio de estos pacientes admite haber intentado suicidarse al menos una vez. La psicosis suele comenzar entre los 15 y los 24 años.

Se ha sugerido una base genética al trastorno bipolar, aunque el modo de herencia parece muy complejo, con la contribución de varios genes, todavía no claramente identificados.

Las manifestaciones clínicas del trastorno bipolar son extremadamente variables, desde la hipomanía y la depresión moderada hasta formas profundas de manía y de depresión.

Debido al elevado riesgo de que la enfermedad recidive o llegue hasta el suicidio, estos pacientes suelen tratarse con terapéutica farmacológica a largo plazo. Para este tratamiento preventivo, las sales de litio son la principal opción.